El Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (Real Decreto 513/2017 de 22 de mayo) establece las operaciones de mantenimiento que deben realizarse en los equipos y sistemas de protección activa contra incendios y la periodicidad de las mismas.

En el presente artículo pretendemos aclarar los tres términos principales que usamos a la hora de mantener los extintores de una instalación.

Revisión

El término revisión hace referencia a las operaciones que han de realizarse a los extintores de forma trimestral y anual, indicadas en las tablas I y II de la Sección 1ª del Anexo 2 del reglamento.

Dichas operaciones tienen un carácter de comprobación del correcto estado del extintor. Entre dichas operaciones encontramos la verificación de que el extintor esté en el lugar que tiene asignado, sea visible y esté señalizado. Por ello, es lógico pensar que la revisión debe realizarse en las instalaciones donde esté ubicado, no siendo necesario (salvo que se requiera alguna reparación) trasladar el extintor al taller.

Es interesante señalar que la revisión trimestral de los extintores puede ser realizada por el propio titular de la instalación mientras que la revisión anual debe ser realizada por el personal especializado del fabricante del extintor o por el personal una empresa mantenedora autorizada.

Retimbrado

El retimbrado de un extintor es una operación que, según se indica en el reglamento, debe realizarse cada 5 años a partir de la fecha de fabricación del mismo. Dicha operación conlleva la realización una prueba de nivel C conforme al anexo III del Reglamento de Equipos a Presión (R.D. 2060/2008 de 12 de diciembre).

Para la realización de la prueba es necesario la apertura del extintor, su vaciado, realización de la prueba y posterior recarga del extintor.

Así, será necesario trasladar el extintor al taller para su retimbrado.

El retimbrado de un extintor debe ser realizado por el fabricante o por una empresa mantenedora autorizada.

Recarga

La operación de recarga se puede considerar como una tarea de reparación y debe realizarse cada vez que se utilice el extintor, ya sea de forma total o parcial.

Para realizarla es necesario la apertura del extintor, por lo que será necesario el traslado del extintor al taller.

La recarga del extintor debe ser realizada por el fabricante o por una empresa mantenedora autorizada.

Así, a modo de resumen, podemos considerar:

  • Revisión trimestral: Se realizará cada tres meses en la propia instalación. Podrá realizarla el titular, personal especializado del fabricante o personal de una empresa mantenedora autorizada.
  • Revisión anual: Se realiza una vez al año en la propia instalación. Debe realizarla el personal especializado del fabricante o de una empresa mantenedora autorizada.
  • Retimbrado: Se realiza cada 5 años en taller específico. Debe realizarla el personal especializado del fabricante o de una empresa mantenedora autorizada.
  • Recarga: Se realiza cada vez que el extintor se use total o parcialmente. Será necesario el traslado del extintor a taller específico y debe realizarla el personal especializado del fabricante o de una empresa mantenedora autorizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *